Eficiencia energética: acciones para promover el cambio cultural

PDF del artículo
La eficiencia energética, que tanto han resonado en los últimos años, es un objetivo para el cual es necesario realizar acciones puntuales que colaboren con su concreción. Asimismo, vale aclarar algunas cuestiones referidas a ella, a fin de llevar a cabo las mejores prácticas. Por ejemplo, antes de colocar cualquier dispositivo nuevo que “consuma menos” o de recurrir a las fuentes de energía renovable, vale conocer los consumos reales. Abordar las energías renovables sin antes atender la eficiencia energética roza lo absurdo.
El análisis de los consumos puede arrojar resultados sorprendentes. En ocasiones, permite visibilizar consumos innecesarios cuya eliminación a corto plazo es totalmente gratuita.
Entonces, el primer paso hacia la eficiencia es conocer los consumos reales. Luego, deben realizarse los cambios que mejor respondan a los requisitos de bajo costo y alto potencial de ahorro a corto, mediano y largo plazo. Por ejemplo, un análisis de consumo en el colegio San José Obrero, de Neuquén, determinó que el 30% de la factura correspondía a una mala utilización de las luces; un recambio del 25% de las luminarias significó un 14% de ahorro en la factura.
El análisis de los consumos puede arrojar resultados sorprendentes. En ocasiones, permite visibilizar consumos innecesarios cuya eliminación a corto plazo es totalmente gratuita. Lo que vale resaltar es que la eficiencia energética no es solo una cuestión técnica, sino también cultural. La energía eléctrica es un bien esencial en nuestra vida moderna, casi como el agua. Su derrochamiento debería indignar a la población de la misma manera. Si una institución dejó las luces prendidas durante la noche, cuando no hay nadie en el establecimiento, debería indignar a la población de la misma manera que si el vecino olvidó cerrar una canilla.
Una vez realizadas estas primeras medidas de bajo costo y alto potencial de ahorro en el corto plazo, se deberá pasar a los cambios de mediano costo y mediano potencial de ahorro. Y recién después, a las de alto costo. No tiene sentido comenzar con la instalación de paneles solares si antes no se redujeron los consumos innecesarios.
 
No tiene sentido comenzar con la instalación de paneles solares si antes no se redujeron los consumos innecesarios.
Desde estas premisas es que la mesa de eficiencia energética de COPADE ha abordado la problemática en Neuquén y propone acciones a la gobernación. El objetivo final es que la provincia productora de energía sea ejemplo para el resto del país también respecto del consumo. El Estado debe revisar la forma en que utiliza la energía, pero también el sector privado y la ciudadanía en general.
Que todos los sectores adquieran conciencia acerca de la importancia de hacer un uso eficiente y racional de la energía es un objetivo a largo plazo. Si el cambio es cultural, implica tiempo y una ardua y constante tarea de reeducación. Muchas acciones van en esa línea, por ejemplo, la incorporación de la temática en las currículas escolares o los convenios con las universidades y los colegios de arquitectos e ingenieros para incorporar técnicas de construcción más eficientes en los programas.
En paralelo, para el corto o mediano plazo, se imponen algunas normas a la vez que se le enseña a las personas y a las empresas (grandes, chicas o medianas) a interpretar su factura eléctrica. Asimismo, las medidas de incentivo económico son aliadas en esta tarea, como aquellas que llaman a reducir impuestos a quien sea más eficiente. Por ejemplo, una medida que ha dado buenos resultados fue la financiación del Banco Nación de la compra de electrodomésticos clasificados como más eficientes.
El objetivo final es que la provincia productora de energía [Neuquén] sea ejemplo para el resto del país también respecto del consumo.
Otras acciones más costosas, como la instalación de paneles solares, recambio de motores o aberturas, aislaciones térmicas estarán sujetas al contexto económico, y en algunas ocasiones podrá ser más conveniente que en otras. Pero en la provincia de Neuquén ya se realizan experiencias renovables importantes tanto en solar como en eólica y hasta geotérmica que significaron un enorme ahorro.
El objetivo es claro: hay que ser más eficientes. La cooperación entre las entidades de gobierno y las instituciones científicas como el INTI o la Universidad Nacional del Comahue, más la integración de la perspectiva empresarial, la capacitación y la conciencia de que se trata de un largo camino de cambio cultural, pero que implica acciones concretas a corto, largo y mediano plazo, son la ecuación que permitirá arrojar los mejores resultados.

Por Emiliano Sapag del Consejo de Planificación y Acción para el Desarrollo | COPADE
Nota del editor: La nota aquí publicada fue preparada por la redacción de Editores SRL en base a la presentación que Emiliano Sapag dictara en Expo CVM Neuquén 2019
Todas las publicaciones de: 
Número: 
Mes: 
Año: